Conseguir dinero por las secuelas de un accidente de trafico

Reclamar indemnizacion aun cuando se conducia borrachoEl sistema se compone de seis tablas que regulan unas indemnizaciones básicas. Pueden ir desde una cervicalgia que no se acaba de ir hasta un tornillo que le dejan de por vida para fijar una rotura ósea, estrés postraumático, una cicatriz, etc.

¿CÓMO SE CALCULA LA INDEMNIZACIÓN POR SECUELAS? Cada año el ministerio de hacienda publica unas tablas actualizadas que los abogados especialistas en accidentes de tráfico llamamos baremo. Aún siendo una proporción muy alta, su reverso implica que hay 537.000 coches circulando cuyos conductores no tienen cobertura específica por parte de su aseguradora. En las motos, hay un 25% de seguros sin cobertura para el conductor, y en ciclomotores un 36%, de acuerdo con datos de la patronal del seguro Unespa y de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En estos casos, dependerá de si la persona que estaba al volante tenía alguna cobertura específica contratada. Una cobertura especial para el conductor El 97% de los seguros de auto incluye una cobertura de accidentes específica para los daños sufridos por el conductor. Sin embargo, los esguinces que conllevan alteraciones postraumáticas graves pueden llegar a indemnizarse con hasta 10.000 o más euros. Estas cifras son siempre orientativas, tengamos presente que no existe un tope máximo y que las indemnizaciones por latigazo o esguince cervical serán mayores o menores en función de las lesiones, las secuelas o la pericia de nuestro abogado. La posibilidad de exageración de del dolor cervical, por todos sabida (se trata de una lesión subjetiva), tras las colisiones por alcance, se ha estudiado en las reuniones y congresos médico-científicos y tratados por especialistas en Valoración del Daño corporal (entre otros, el protocolo de Málaga del 2002), habiendo llegado al consenso de que hay que rebajar el tiempo considerado como “normal” en este tipo de lesiones y atender al concepto médico legal de “estabilización lesional” y no basarse en criterios médico-asistenciales.

Si se llega a este punto se pueden presentar recursos de apelación dentro de los cinco días naturales siguientes al de la notificación de la sentencia y, así intentar otra vez, conseguir la máxima indemnización. Las cosas como son. No es extraño, por lo tanto, que tarde o temprano el perjudicado en un accidente de tráfico acabe recurriendo a un abogado privado para que se haga cargo de la reclamación de sus lesiones.

RESPUESTAS A PREGUNTAS FRECUENTES HE SUFRIDO LESIONES TRAS UN ACCIDENTE DE TRÁFICO.

En total, hay más de dos millones de vehículos que tienen contratadas las coberturas más básicas, por lo que sus conductores no estarían cubiertos. Los hospitales llegan a enviar a los pacientes las facturas con los gastos médicos, pero hacen poco por cobrarlas “Con la guerra de precios en los seguros de auto, hay algunas compañías que han ajustado tanto las pólizas que han retirado la cobertura del conductor, lo que le puede suponer graves problemas en caso de accidente”, explica el responsable de tramitación de siniestros de una gran aseguradora.

¿Qué pasa tras el accidente? Cuando un conductor que no tiene la cobertura contratada sufre un siniestro, empieza la guerra de facturas entre hospital y aseguradoras. Tan solo en casos excepcionales llega a vender el seguro más básico. Ya que es posible sufrir secuelas permanentes tras el accidente. En la mayor parte de latigazos o esguinces cervicales se produce una incapacidad temporal, cuyas compensaciones se recogen en las tablas publicadas cada año en el BOE. Nuestro abogado nos ayudará a obtener la máxima indemnización, descifrando estas complejas tablas de baremos, que están sometidas a un sinfín de condicionantes e interpretaciones.

No obstante, no está de más conocer las cantidades básicas y los factores de corrección por incapacidad temporal, vigentes en el presente año. En este caso nuestro gabinete le tramitará un anticipo de la aseguradora. Por ejemplo, no recibe la misma cuantía una viuda de un fallecido de 30 años, que la viuda de un fallecido de 60. En las nuevas tablas a la cervicalgia se le denomina limitación de la movilidad de origen mecánico, y se subdivide en dos categorías: la parte dorsal, que va de 2 a 10 puntos, y la parte dorsal y lumbar, que va de los 11 a los 20 puntos, haciendo una clara distinción de los dos segmentos de la espalda que pueden resultar dañados.

En la Propuesta de Ley hay unas nuevas tablas indemnizatorias que, una vez examinadas, resultan mucho más detalladas y abarcan más supuestos, lo que permite que se ajusten a la realidad clínica de hoy en día. Es decir, se consideran los tratamientos que pueda necesitar la víctima en unos años: como un niño que necesite una prótesis y tengan que cambiársela a medida que crezca”, ha destacado este viernes la Unión Española de Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), que ha considerado positivo el proyecto de ley. En esta dirección, aunque con matices, se han manifestado las asociaciones de víctimas.

Con casi total seguridad la compañía puede mejorar dicha oferta. que refleje esos gastos y que los mismos han sido abonados por nosotros. En el ámbito laboral del accidente de trabajo se ha de establecer la imputación de responsabilidad en las prestaciones de Seguridad Social, que se han de abonar al trabajador. Se debe decir también que la simple infracción de las normas reguladoras del tráfico no implica, por sí sola, la aparición de una conducta imprudente calificada de temeraria, pues es obvio que no todas ellas tienen el mismo alcance e intensidad, debiendo analizarse en cada caso concreto (STS de 31 de marzo de 1999 –recurso 2997/1998 –) las circunstancias de hecho que concurren en el supuesto litigioso en relación con las particularidades que rodean la conducta del trabajador que ha de valorarse a los efectos de encuadrarla como temeraria o no.”)

Lo que sí acepta la jurisprudencia es que no plantea problemas si el accidente se produce viajando en un transporte público o en el que la empresa haya puesto a disposición de los trabajadores. La presunción de laboralidad no se aplica a los accidentes in itinere y corresponde al trabajador o a sus causahabientes acreditar que concurren los elementos antes analizados.